top of page
  • Foto del escritorCIL Ecuador

Aplicar buenas prácticas de producción significa leche de calidad

La leche es un producto altamente sensible a la degradación producida por agentes microbiológicos que afectan su calidad y valor nutricional.

La aplicación de Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) en la producción de leche se debe realizar en todas las actividades que forman parte de la cadena, con el objetivo de reducir cualquier tipo de contaminación y garantizar alimentos sanos y óptimos.

La leche y sus derivados son alimentos indispensables para una correcta alimentación, ya que son una fuente importante de energía y nutrientes esenciales.


Quito, septiembre de 2023.- La leche es un alimento que se destaca por su alto valor nutritivo en cada etapa de vida, gracias a que sus componentes como: proteínas, vitaminas, minerales y grasas confieren una gran utilidad al organismo del ser humano. Sin embargo, es un producto que debe ser manejado con cuidado, ya que es propenso y vulnerable a la contaminación de microorganismos que pueden provocar afectaciones al momento de su consumo.


La implementación de las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM) —que son aquellas medidas del óptimo manejo higiénico y sanitario que se emplean para asegurar inocuidad de los productos— se deben aplicar desde la extracción de la leche hasta el empaquetado final para evitar cualquier tipo de alteración, con el fin de que el consumidor pueda disfrutar de los productos sin que estos provoquen daños en su salud. Además estas prácticas significan prestigio, fortalecimiento de la demanda y apertura en el mercado.


Es importante que las industrias del sector sumen esfuerzos y capaciten constantemente a sus colaboradores en la aplicación de las BPM. Por su parte Agrocalidad, en cumplimiento de sus objetivos de garantizar inocuidad y calidad en los productos agropecuarios, ha emitido una guía de buenas prácticas, en el que se establecen los requisitos técnicos aplicables para toda la cadena y garantizar protección, sanidad, cuidado, bienestar y seguridad alimentaria.


Existen varias normas de BPM que las industrias pueden implementar como: ISO 9001 (Garantía de calidad), esta norma es un factor crítico para un sistema de gestión integral en la industria de la fabricación y tiene numerosos beneficios en las empresas como: la mejora continua de los resultados de calidad y productividad, cumplimiento eficaz de los requisitos reglamentarios y de la normativa, reducción de la variación de los procesos y defectos del producto y mayor satisfacción del cliente. Por otro lado está la norma FSSC 22000 (Garantía de inocuidad) e ISO 22000, esta última se enfoca en establecer los requisitos para un sistema de gestión de seguridad alimentaria efectivo.


Para identificar productos que cuenten con un proceso de producción adecuado, basta con observar el etiquetado y verificar si cuentan con código de BPM o notificación sanitaria, con esto el consumidor se asegura de que el producto cumple con requisitos básicos para su elaboración y consumo.

77 visualizaciones0 comentarios
bottom of page