top of page
  • Foto del escritorCIL Ecuador

En casi 2 años de pandemia, la industria láctea garantizó abastecimiento y seguridad alimentaria

La mayor dificultad presentada tras la pandemia es que ha incrementado desmesuradamente la informalidad, hasta un 60 % del total de la producción nacional de leche.

Las importaciones de productos lácteos crecieron frente a una oferta exportadora nacional muy limitada.

Las estrategias que ha aplicado el sector lácteo para mejorar la crisis por la pandemia son apostar a la innovación en productos, procesos y servicios, así como también fortalecer y desarrollar relaciones comerciales.


Quito, enero de 2022.- Sin lugar a dudas, la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus ha provocado daños colaterales dentro de la sociedad y en la economía nacional. La industria láctea ha sufrido una reducción en el consumo de productos lácteos formales, causando un desbalance entre oferta y demanda. Asimismo, se ha visto un incremento de la informalidad, adulteración de productos, el no pago de precios oficiales (a causa de la desaceleración económica), caída en ventas de hasta un 34 % en los productos de mayor valor agregado (quesos maduros, semi maduros, yogures), reducción en los Programas Sociales de Alimentación Escolar y la disminución en la producción de leche.


El sector lácteo, como actor clave de la economía nacional, entiende y apoya la importancia de maximizar la vacunación de la población, para que paulatinamente se vuelva a reactivar la economía en beneficio de todos los sectores productivos y de la sociedad ecuatoriana. Además entiende la importancia de los lácteos para fortalecer la salud, por ello promueve y apoya iniciativas de campañas de consumo de leche y productos lácteos y de educación nutricional.


A pesar de la crisis, el sector lácteo ha aplicado medidas que activen a la industria en torno a innovación de productos, formatos y empaques acorde a las nuevas realidades y necesidades, creación de nuevos mecanismos de comercialización directa hacia los consumidores, valoración de las nuevas tendencias de consumo —alimentos que contribuyan a mejorar el sistema inmunitario, sean saludables y ambientalmente sostenibles—, generación de oportunidades de compra de productos de alta calidad a precios asequibles, y búsqueda de espacios para exportar productos con valor agregado.


Además, se han aplicado estrategias para incentivar la reactivación económica basadas en el fortalecimiento y desarrollo de estrategias comerciales (B2C y B2B), valoración de nuevas tendencias de consumo, elaboración de productos de alta calidad a precios justos, integración del sector con industrias intermedias y participación en iniciativas alimentarias nacionales.

160 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page