Acuerdo Ministerial busca asegurar sostenibilidad del sector lácteo


El fortalecimiento de los sistemas de control, acceso al mercado y el incentivo del consumo de leche y sus derivados en el mercado nacional e internacional es clave para garantizar la sostenibilidad de la producción de lácteos en el país.

Desde el 10 de mayo de 2021 entró en vigor el Acuerdo Ministerial 053, que tiene como eje principal la aplicación del precio diferenciado de la leche, manteniendo el precio de sustentación.

● El 15 de diciembre de 2021 se expidió el “Instructivo de aplicación de productos lácteos de carácter social, nutricional y de acceso popular”, con el fin de responder a una estrategia de consumo local dentro de todos los estratos de la población.


Quito, febrero de 2022.- El Acuerdo Ministerial No.053 busca asegurar la sostenibilidad de la industria láctea mediante varias acciones, por ejemplo la fijación del mecanismo de “precio diferenciado” que se refiere al pago que se hace al productor por cada litro de leche cruda —en finca y/o centro de acopio—, siempre y cuando exista un acuerdo voluntario de aceptación, debidamente suscrito entre el productor y la empresa. Las empresas pueden acogerse al precio diferenciado en un 10 % del total del volumen del acopio diario, mientras que el 90 % restante será pagado al productor de acuerdo a lo establecido en el Acuerdo Ministerial No.394.


El acceso a la leche de calidad, en condiciones de precio internacional, genera un espacio para que las industrias puedan optimizar su competitividad dentro del mercado. El porcentaje de precio diferenciado puede ser aplicado, por ejemplo, para incentivo al consumo local, programas sociales del Gobierno Nacional, fabricación de productos lácteos de carácter social —con valor nutricional y de acceso popular—, y promoción de la exportación de los productos lácteos.


Dentro de estos mecanismos, se ha considerado incluso una ampliación del porcentaje de precio diferenciado, lo que implicaría un incremento dee 15 % hasta 20 % del volumen de la leche acopiada, exclusivamente para fines de exportación.


En Ecuador se evidencian graves problemas nutricionales: uno de cada cuatro niños padece desnutrición crónica, por ello las Guías Alimentarias Basadas en Alimentos (GABAs) sugieren incluir diariamente un lácteo en la alimentación, por ejemplo, leche, yogur o queso. Por ello, el 15 de diciembre de 2021 se expidió el “Instructivo de aplicación de productos lácteos de carácter social, nutricional y de acceso popular”, con el fin de responder a una estrategia de consumo local dentro de todos los estratos de la población, especialmente en los sectores con problemas de pobreza y desnutrición. El apoyo a la industria local es fundamental para reforzar y optimizar el trabajo por la nutrición, que se inicia con la producción y cierra su ciclo con el consumo responsable de los lácteos: el beneficio es global, pues son elementales para erradicar problemas de salud pública y además sostienen la economía nacional.

76 visualizaciones0 comentarios